100 ideas

Fortalecer lo Metropolitano

2. Fortalecer lo Metropolitano

Idea·15

Unificar criterios para la definición de municipios metropolitanos, estableciendo un sistema único nacional para alinear criterios de CONAPO, SEDESOL, INEGI y estados. A su vez, se considera la integración de ciudades que, a pesar de estar compuestas por un solo municipio, dado su tamaño e importancia estatal deben ser consideradas en esta categoría (casos de Hermosillo, Culiacán, Irapuato, Ciudad Obregón, Durango, La Paz, Campeche, Ciudad Victoria, etc.) 

Idea·16

Priorizar la acción en determinadas zonas metropolitanas en base a una estrategia nacional de desarrollo. Esto facilita la aplicación y prueba de nuevos modelos de orden metropolitano y el desarrollo de proyectos detonantes específicos. 

Idea·17

Supeditar los programas de desarrollo urbano municipal a planes metropolitanos y programas estatales de desarrollo urbano. Implica alinear usos de suelo, proyectos estratégicos, presupuestos y tiempos de ejecución, en cinco temas de obligada coordinación metropolitana: planeación urbana, usos de suelo, riesgos, medio ambiente y movilidad urbana.

Idea·18

Establecer incentivos y sanciones a la coordinación metropolitana. La Federación debe inducir la coordinación metropolitana ocupando las herramientas actualmente a su disposición, como las comisiones intersectoriales, la política de vivienda, los fondos metropolitanos, y la política de coordinación fiscal. Implica condicionar la entrega de recursos de carácter metropolitano a la existencia de instancias formales para la planeación, coordinación y seguimiento de políticas,  programas y proyectos de escala metropolitana.

Idea·19

Fortalecer las instituciones locales a cargo de la planeación integral, seguimiento y evaluación de políticas de carácter metropolitano. Deben ser organismos públicos autónomos, dotados de una visión técnica, y estables en el tiempo, regulados por la Ley General de Asentamientos Humanos y las leyes estatales a cargo de la definición de lineamientos generales para la ocupación y gestión del territorio. Esto incluye la creación de Juntas de Coordinación Metropolitana de carácter intersectorial para la toma de decisiones.

Idea·20

Involucrar a los ciudadanos en la planeación del territorio metropolitano. Considera el desarrollo de instancias para la participación efectiva de la ciudadanía en la elaboración, implementación y monitoreo de planes y programas de planeación de las ciudades. Ello implica la instrumentación de métodos de planeación participativa, y el fortalecimiento de acciones colectivas para la vigilancia del cumplimento de los instrumentos, leyes y normas que regulan la ocupación del territorio urbano.

Idea·21

Crear la figura del administrador de la ciudad, definido por un marco legal e institucional específico. Dependiendo de la escala y características de cada centro urbano, su labor es la de velar por la ejecución eficiente –más allá de la duración de los distintos períodos de gobierno- de lo señalado por los distintos instrumentos de planeación urbana. 

Idea·22

Definir una cartera de proyectos urbanos detonantes del plan metropolitano. Implica promover desde el sector público una serie de intervenciones físicas virtuosas, como la construcción de equipamiento y espacios públicos, que cambien la dinámica de las ciudades y reorienten el modelo de desarrollo urbano a su alrededor. 

Idea·23

Generar impuestos locales de carácter metropolitano que se utilicen para el financiamiento de los programas y proyectos contenidos en los planes metropolitanos.

Idea·24

Establecer un sistema de subastas para permisos de construcción de grandes desarrollos inmobiliarios. En un esquema así, la localización y características de los proyectos a autorizar están  determinados por la proyección de crecimiento y la estimación de necesidades urbanas en el corto, mediano y largo plazo.

Planear el Territorio

1. Ideas para Planear el Territorio

Idea·1

Crear una figura supra-sectorial a nivel federal para la integración y coordinación de planes y programas territoriales. Esta figura– estructurada a la manera de una comisión intersecretarial presidida por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU)- debe estar a cargo de la implementación, coordinación, seguimiento y evaluación de la planeación y ordenamiento del territorio, contando con la capacidad para dirigir procesos y estrategias concretas.

Idea·2

Simplificar el Sistema Nacional de Planeación del Territorio. Se propone simplificar y homologar los distintos instrumentos de planeación a nivel nacional con impacto directo en las ciudades (vivienda, infraestructura, medio ambiente y cambio climático), coordinando la ejecución de presupuestos para evitar posibles traslapos u omisiones. De esta manera, se pretende lograr una coherencia de acciones en el territorio a través de una cartera de programas y proyectos alineados en torno a metas y objetivos específicos. 

Idea·3

Diferenciar a los municipios. Implica establecer un solo sistema con tres categorías de municipios -metropolitanos, urbanos y rurales- para ordenar el marco normativo, legal y administrativo del país. Para cada uno de ellos se requiere establecer reglas y tratamientos diferenciados para la generación de políticas, aplicación de programas y asignación de recursos técnicos y financieros.

Idea·4

Reconocer a la Zona Metropolitana del Valle de México como un territorio que requiere un marco institucional y normativo especial. No implica fusionar los estados que concurren en el territorio metropolitano ni crear un cuarto orden de gobierno, sino establecer una diferenciación para la elaboración de políticas y programas específicos desde el ámbito federal que reconozcan el tamaño y complejidad de la metrópolis.

Idea·5

Establecer sistemas funcionales urbano-rurales. Implica extender el concepto de zona metropolitana a sistemas en los que una ciudad central concentra servicios, infraestructura y equipamiento en un territorio donde lo urbano está intrínsecamente relacionado con el entorno rural que le rodea.

Idea·6

Crear un Observatorio Territorial y Urbano Nacional dependiente de la SEDATUque concentre y vincule información estadística y documental hoy dispersa proveniente de instituciones como INEGI, CONAPO, y el Registro Único de Vivienda (RUV). Dentro de sus funciones están el dar seguimiento a indicadores de políticas urbanas, y proveer herramientas de análisis para la elaboración y monitoreo del desempeño de instrumentos de planeación y ordenamiento del territorio.

Idea·7

Condicionar la entrega de transferencias federales a estados y municipios. Los fondos etiquetados para la planeación y ordenamiento del territorio deben estar sujetos a resultados de desempeño y al cumplimiento de metas de país y de las ciudades receptoras.

Idea·8

Integrar Plan de Ordenamiento Territorial  y Programa de Desarrollo Urbano en un solo instrumento de planeación y ordenamiento del territorio que alinee estrategias ambientales y urbanas.

Idea·9

Vincular planeación territorial con estrategias de cambio climático. Implica posicionar la planeación urbana y territorial como una de las armas más efectivas para enfrentar las dos grandes vertientes de cambio climático: adaptación y mitigación. En este sentido, la planeación territorial alinea, fortalece y garantiza líneas de acción contenidas en concepto de ciudades sustentables del Programa Especial de Cambio Climático (PECC). Asimismo, en seguimiento a lo que establece la Ley General de Cambio Climático, deberán calcularse e inscribirse en el registro de emisiones de Gases de Efecto Invernadero de la SEMARNAT las correspondientes a los sectores Transporte y Desarrollo Urbano.

Idea·10

Actualizar y reformular guías y metodologías para la elaboración de los instrumentos reconocidos en el Sistema Nacional de Planeación del Territorio. En ellas se deben definir tanto los procedimientos para su elaboración, aprobación, monitoreo y evaluación como los mecanismos de coordinación interinstitucional. A su vez, esto conlleva el desarrollo de instrumentos orientados a la identificación de prioridades programáticas y presupuestales en políticas de planeación territorial. 

Idea·11

Potenciar la valoración de impactos ambientales y sociales en el análisis costo-beneficio para la planeación y ordenación del territorio, desarrollando mecanismos e indicadores que vayan más allá de la mera evaluación financiera para programas y proyectos. 

Idea·12

Obligar a la rendición cuentas en la gestión del territorio en los tres órdenes de gobierno. Es necesario fomentar la corresponsabilidad en la observancia de lo definido en los instrumentos de planeación territorial, estableciendo sanciones efectivas por su no cumplimiento.Esto se traduce en eltérmino de la rendición de cuentas individual aislada, en la creación de mecanismos orientados a otorgar transparencia a los procesos de planeación y gestión del territorio, y en el establecimiento de instancias colegiadas a cargo de su monitoreo y auditoría.

Idea·13

Crear instancias para la planeación del territorio integradas por los tres órdenes de gobierno, y para la coordinación de otras instancias sectoriales de planeación, como los Consejos de Cuencas, los Consejos de Desarrollo Sustentable, etc. 

Idea·14

Dotar de recursos a la planeación territorial. Para ello se plantea crear un fondo a nivel federal  a cargo de SEDATU para financiar la elaboración de instrumentos estatales y municipales de planeación y ordenamiento del territorio.

   

Innovar la ciudad

7. Innovar la ciudad

Idea·91

Crear agencias gubernamentales para la innovación urbana en los tres niveles de gobierno que entiendan al Estado como un facilitador de la innovación, más que como un gestor. Estas agencias intersectoriales deben favorecer un cambio de cultura al interior del sector público, ayudando a superar barreras de estandarización, verticalidad y reticencia al riesgo que dificultan el desarrollo de procesos para la innovación en las ciudades. Dotados de un margen adecuado de flexibilidad, estos espacios pueden funcionar como lugares de encuentro entre sociedad civil e instituciones públicas para el desarrollo de iniciativas conjuntas, o para el apoyo técnico y económico a proyectos ciudadanos.

Idea·92

Fomentar asociaciones público privadas para la innovación urbana. Implica involucrar a la iniciativa privada en el desarrollo de proyectos de alto impacto social, aplicando esquemas de riesgo compartido con instituciones públicas. A su vez, debe fomentarse coparticipación y financiamiento de la empresa privada en investigación académica de alcance urbano.

Idea·93

Desarrollar observatorios urbanos ciudadanos, compuestos por sectores académicos, empresariales y de la sociedad civil, para el desarrollo de propuestas específicas de impacto en la ciudad. Para potenciar su éxito, deben crearse los canales de comunicación y cooperación con instituciones públicas para facilitar la implementación de las iniciativas generadas.

Idea·94

Crear el Fondo Sectorial “Innovar en la Ciudad” CONACYT-SEDATU, orientado a financiar la investigación, desarrollo y pruebas piloto de iniciativas relacionadas con vivienda, transporte público y movilidad no motorizada, planeación territorial, infraestructura urbana, medio ambiente, espacio público, etc. Estará abierto a universidades, centros de investigación, e investigadores independientes, pero también a la iniciativa privada y organizaciones de la sociedad civil.

Idea·95

Fortalecer la enseñanza de estudios urbanos en el país, impulsando un mayor número de licenciaturas en universidades, y aumentando becas para estudio de maestría y doctorado en universidades internacionales de alto nivel, exigiendo y garantizando trabajo en agencias de planeación urbana a los becarios.

Idea·96

Desarrollar programas para llevar profesionales a las comunidades –especialmente a las más carenciadas- para el desarrollo de proyectos ciudadanos. En un esquema así, se debe fomentar la participación de jóvenes recién egresados de las universidades para lograr un vínculo de largo plazo con el trabajo comunitario.

Idea·97

Impulsar ferias de ideas urbanas para alimentar planes de gobierno, en las que los ciudadanos puedan no sólo dar a conocer sus propuestas, sino también encontrar financiamiento, asistencia técnica y un espacio para contactarse con personas e instituciones con intereses afines.

Idea·98

Definir una cartera de desafíos urbanos a enfrentar al principio de cada período de gobierno, estableciendo instrumentos financieros y técnicos para alcanzarlos en conjunto con la iniciativa privada, academia y sociedad civil.

Idea·99

Crear barrios para la innovación urbana que agrupen físicamente instituciones públicas y centros de generación de conocimiento públicos y privados. Esta estrategia comprende la creación y mejora de espacios públicos para la interacción social, como calles, plazas, parques y equipamientos comunitarios orientados a facilitar el contacto entre las personas y la organización comunitaria. Este programa debe insertarse en el contexto de una estrategia orientada a promover un desarrollo urbano compacto, conectado y de usos mixtos en concordancia con criterios DOTS.

Idea·100

Ampliar alcance de presupuestos participativos en los que la ciudadanía tenga voz y voto no sólo para decidir cómo se van a utilizar los recursos públicos, sino también para impulsar propuestas desarrolladas a nivel comunitario, las que pueden contar con un porcentaje garantizado de financiamiento.

Mover la Ciudad

4. Ideas para Mover la Ciudad

Idea·45

Hacer la transición de políticas de transporte a políticas de movilidad, concepto más amplio e integral que abarca el viaje y las circunstancias en que éste se desarrolla. El paradigma de la movilidad es intersectorial, y considera no sólo la infraestructura y los vehículos, sino también las condiciones sociales, políticas, económicas y culturales de quienes se movilizan.

Idea·46

Generar un marco normativo y legal a nivel federal para la movilidad. En este sentido, se propone que Art. 115 de la Constitución reconozca al transporte público como un servicio público básico, y que la Ley General de Asentamientos Humanos incorpore un capítulo de movilidad, el que dé importancia y fomente la movilidad no motorizada, promueva la integración de políticas de movilidad y desarrollo urbano, y favorezca la implementación de sistemas integrados de transporte urbano.

Idea·47

Establecer una Norma Oficial Mexicana para la operación de servicios de transporte público, que regule aspectos como emisiones, características de la flota y calidad del servicio. A su vez, deben  establecerse sistemas para el monitoreo del cumplimiento de esta Norma, que incluyan la aplicación de sanciones a los operadores que no cumplan con ella. 

Idea·48

Ligar políticas de movilidad con políticas de desarrollo urbano. Planes y programas de movilidad urbana deben ir en sintonía y ser parte integral de políticas más amplias de desarrollo urbano. En este sentido, estas políticas integradas deben estar orientadas a maximizar accesibilidad  de los ciudadanos reduciendo distancias y tiempos de viaje, lo que en gran medida se logra impulsando un modelo de Desarrollo Orientado al Transporte Sustentable (DOTS).

Idea·49

Planear la movilidad a nivel metropolitano. Implica desarrollar instancias metropolitanas de movilidad en las Juntas de Coordinación Metropolitana a cargo de la planeación, seguimiento y control de la operación de sistemas de  transporte público, la planeación y gestión de la vialidad, y la coordinación intersectorial con otras dependencias relacionadas (Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Medio Ambiente).

Idea·50

Otorgar atribuciones claras en movilidad y transporte urbano en el gobierno federal. Bajo este esquema, la planeación de la movilidad está en las ciudades, SEDATU la incentiva a través de programas y fondos para desarrollar planes de movilidad, los cuales son revisados en conjunto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Esta última entidad entra en el nivel de proyecto de transporte.

Idea·51

Redistribuir recursos para la movilidad urbana, hoy destinados de manera preferente a infraestructura orientada al automóvil particular, y favorecer sistemas de transporte público y no motorizado. La redistribución puede hacerse tomando como base la participación real y deseada de cada medio en el reparto modal.

Idea·52

Desarrollar indicadores para la evaluación de sistemas de movilidad urbana que permitan su monitoreo y faciliten la evaluación de soluciones y la priorización de recursos. La aplicación de estos instrumentos debe estar a cargo de las instancias metropolitanas de movilidad.

Idea·53

Impulsar sistemas integrados de transporte urbano. La integración debe ser física, operacional y tarifaria, y para ello es necesario seguir un plan integrado de mediano y largo plazo de movilidad y desarrollo urbano. Para ello se propone destinar asistencia técnica y recursos financieros federales para la planeación e implementación de estos sistemas.

Idea·54

Cambiar el sistema de concesiones de transporte público. Implica facilitar el traspaso de un modelo basado en el hombre-camión a un esquema empresarial planeado y regulado por instituciones gubernamentales. Ello significa el desarrollo de mecanismos legales para la prestación de servicios condicionados al cumplimiento de estándares mínimos de orden técnico, de calidad del servicio, y de sustentabilidad financiera. Bajo este esquema, es rol de la Federación el asistir técnicamente y otorgar financiamiento para la modernización del transporte público, condicionando fondos a una adecuada relación entre la autoridad y los prestadores del servicio.

Idea·55

Garantizar la accesibilidad y conectividad vial, rescatando el dominio de lo público en el diseño y gestión de la estructura vial urbana. En ésta deben contemplarse espacios adecuados para la circulación de cada medio y la interrelación entre ellos, privilegiando la caminata, la bicicleta y el transporte público. A su vez, se propone establecer mecanismos para dar conectividad a fraccionamientos cerrados y garantizarla en todo nuevo desarrollo inmobiliario.

Idea·56

Gestionar el uso del automóvil privado. Desde los planes de movilidad y desarrollo urbano financiados por la federación se deben exigir requisitos para la gestión de la demanda de transporte, como gestión de estacionamientos, promoción de esquemas de intermodalidad, estrategias para regular y desincentivar el uso del automóvil privado, etc. 

Idea·57

Fomentar programas de movilidad institucional. Implica generar regulaciones e incentivos normativos y fiscales para que las empresas e instituciones desarrollen sistemas orientados a racionalizar el uso del automóvil entre quienes acuden a sus dependencias. Contempla implementar sistemas de auto compartido, gestión del estacionamiento, promoción de la bicicleta, fomento a esquemas de teletrabajo, redistribución de personal para acercarlo a su lugar de residencia, etc.

Idea·58

Fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano a través de un Programa Nacional de Fomento a la Bicicleta a cargo de la SEDATU que provea  financiamiento y asistencia técnica para la generación de planes y estrategias locales, y para la construcción de infraestructura ciclista (ciclovías, estacionamientos, rediseño de vías, bicicletas públicas, etc.)

Idea·59

Priorizar al peatón en las políticas de movilidad urbana. Involucra el desarrollo de programas de financiamiento y asistencia técnica para fomentar la movilidad peatonal, y el condicionamiento de recursos federales para obras urbanas al cumplimiento de estándares de accesibilidad y seguridad para el adecuado desplazamiento a pie.

Idea·60

Modificar reglas de operación de Programa de Transporte Masivo (PROTRAM) para que puedan canalizarse recursos a ciudades intermedias (de menos de 500 mil habitantes), hoy desatendidas.

Idea·61

Desarrollar mecanismos para financiar la operación del transporte público, hoy no cubierta por fondos federales, que sólo cubren la construcción de infraestructura.

Idea·62

Condicionar entrega de fondos federales a la existencia de un ente gestor del sistema de transporte público. En este sentido, la solicitud de fondos por parte de estados y municipios debe estar acompañada de un decreto de creación del ente y un plan operativo de trabajo.

Idea·63 

Eliminar el subsidio a la gasolinade manera progresiva y aprovechar los recursos liberados para el financiamiento de sistemas de movilidad urbana sustentable. Una vez terminado el subsidio, se propone desarrollar un impuesto específico a los combustibles que proporcione ingresos estables para financiar las políticas de movilidad urbana sustentable.

Idea·64

Dar certidumbre financiera y jurídica a la participación privada en movilidad urbana a través de la fijación de reglas claras de operación de servicios de transporte público (tarifa, estándares de provisión, resolución de conflictos, etc.) establecidas en contratos de servicio. Esto a su vez implica el desarrollo de canales transparentes de información. 

 

Idea·65

Incluir al transporte de carga en políticas y programas de movilidad urbana. Esto significa considerar la planeación y regulación de circulación de transporte de carga en planes y programas integrados de desarrollo urbano y movilidad.

Idea·66

Hacer de la seguridad vial una política de país. Implica unificar lineamientos y mecanismos a través de una Ley de Seguridad Vial, y el desarrollo de programas federales de asistencia técnica y financiera para que estados y municipios implementen medidas de gestión de tráfico, rediseño vial, capacitación y educación vial. Relacionado con esto, se propone la obligatoriedad a nivel nacional de estrictos exámenes para la obtención de licencias de conducir. Estas políticas se deben complementar con programas de capacitación para conductores de transporte público, policías, y funcionarios públicos a cargo de políticas de movilidad.

Idea·67

Garantizar la accesibilidad universal en las ciudades del país, a través de la fijación de normas oficiales y el apoyo financiero de un fondo federal para asegurar el acceso efectivo de personas con movilidad reducida a todos los edificios y espacios públicos, y a sistemas de transporte público especialmente adaptados a sus necesidades.

Revitalizar las políticas de vivienda

5. Reformular las políticas de vivienda

Idea·68

Enfocar las políticas de vivienda al rezago cualitativo. El rezago de 9 millones de viviendas de México es mayoritariamente cualitativo, no cuantitativo, por lo que es necesario reforzar esfuerzos públicos al financiamiento y asistencia técnica para programas de mejoramiento y autoconstrucción en sitio propio.

Idea·69

Estimar las reales necesidades de vivienda para cada ciudad. Para ello se tiene que contar con un completo registro de demandantes a nivel nacional que identifique la demanda presente y proyectada de vivienda nueva, vivienda en renta y mejoramiento del parque habitacional existente. Tanto los programas de financiamiento como los distintos instrumentos de planeación territorial tienen ajustarse a estas estimaciones de carácter oficial, las cuales deberán quedar plasmadas en el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Vivienda. 

Idea·70

Enfocar políticas de vivienda en sectores no atendidos. La distribución de los recursos para la vivienda debe hacerse de acuerdo a las reales necesidades habitacionales, y no a la capacidad de crédito de las familias. En este sentido, los esfuerzos deben concentrarse en el 60 por ciento de la población que es autoempleada o trabaja en el sector informal, y que en la actualidad no cuenta con programas públicos que atiendan sus necesidades.

Idea·71

Diversificar las opciones al acceso  a la vivienda. Las políticas sectoriales deben enfocar sus esfuerzos en esquemas distintos a la propiedad privada de la vivienda, más flexibles, y que reconozcan las necesidades cambiantes en el tiempo y el espacio de las familias mexicanas. Entre estos esquemas a promover están la renta de vivienda, la renta con opción de compra, o esquemas público privados de tenencia de la tierra.

Idea·72

Financiar el desarrollo urbano, no sólo la vivienda. El financiamiento a la vivienda debe ser entendido como el último eslabón de una cadena que debe considerar mecanismos integrados para el financiamiento del suelo, la infraestructura y servicios. 

Idea·73

Fomentar la combinación de mecanismos de financiamiento a la vivienda, que no deben quedar limitados a esquemas de crédito y subsidios. Aportes en especie, en mano de obra y asistencia técnica son claves para el desarrollo de programas de autoconstrucción y mejoramiento de viviendas. 

Idea·74

Establecer porcentajes mínimos de vivienda de interés social que deberán ser provistosen nuevos desarrollos inmobiliarios en áreas intraurbanas. Los subsidios a la vivienda pueden ser direccionados para favorecer este tipo de desarrollos socialmente integrados.

Idea·75

Generar opciones de financiamiento para la  vivienda productiva, combinando las funciones de habitación con la posibilidad de instalar comercios y servicios de nivel barrial. Basado en un concepto DOTS, este esquema impulsa la economía local y fomenta la movilidad no motorizada.

Idea·76

Otorgar apoyos a la vivienda que vayan más allá de lo financiero a través de programas públicos de asistencia técnica en los que arquitectos, constructores e ingenieros asesoren a las familias en procesos de autoconstrucción y mejora de vivienda. Esto se puede traducir en una reducción de costos, en el establecimiento de mejores procesos constructivos, y en la edificación de viviendas que se relacionen de mejor manera con su entorno inmediato.

Idea·77

Recuperar la responsabilidad pública en la urbanización. La responsabilidad de la planeación de obras para la provisión de infraestructura y servicios como pavimentación, agua potable, drenaje y alumbrado público debe quedar en manos del sector público, debiendo ejecutarse de acuerdo a lo señalado por instrumentos de planeación territorial. En un esquema así, la participación del sector privado se limita a la ejecución de las obras. Esto implica establecer una secuencia en la urbanización del territorio urbano: primero la dotación de infraestructura, luego la lotificación y finalmente la edificación de viviendas y otros usos.

Idea·78

Privilegiar criterios de densidad más que de verticalidad en el otorgamiento de financiamiento a la vivienda. Considera el fomento a tipologías constructivas flexibles que faciliten la expansión de las viviendas y la densificación en sitio propio, las que no necesariamente pasan por la construcción en altura.

Acercar la Ciudad

3. Acercar la Ciudad

Idea·25

Desarrollar una política nacional de suelo urbano, que considere el suelo como un bien social cuyo uso debe estar orientado al mejoramiento de la calidad de vida de la población, el fomento a la productividad y la protección del medio ambiente. Aunque tiene que fomentarse la participación de la iniciativa privada, debe ser el Estado el que coordine, oriente, facilite y, según sea el caso, controle o sancione el uso del suelo urbano. Especial énfasis debe hacerse en la creación de mecanismos que garanticen el acceso a suelo urbano a los sectores de menores ingresos.

Idea·26

Adoptar el Desarrollo Orientado al Transporte Sustentable (DOTS) como modelo urbano para las ciudades mexicanas. El modelo DOTS articula en el mismo territorio criterios de movilidad no motorizada, espacios públicos, transporte público, usos mixtos, plantas bajas activas y gestión del automóvil, todo ello en un marco amplio de participación ciudadana. 

Idea·27

Definir Normas Oficiales Mexicanas para el desarrollo urbano, en ámbitos como la dotación de servicios, eficiencia energética, vialidad, equipamiento, etc. Con ello se pretende establecer estándares mínimos de habitabilidad y eficiencia en las ciudades de México.

Idea·28

Respetar usos de suelo ambientalmente valiosos. Implica establecer un enfoque ambiental del desarrollo territorial basado en la función social y ambiental de la propiedad. El mecanismo utilizado para la preservación de estos suelos es el pago por servicios ambientales que vayan a un fondo concurrente de la Federación y los estados.

Idea·29

Decretar zonas de protección ambiental en todas las ciudades mexicanas. Las leyes federales en material urbana y ambiental deben establecer la obligatoriedad de su definición y precisar mecanismos para la administración de las áreas de protección ambiental.

Idea·30

Establecer reservas territoriales perimetrales ligadas a los planes metropolitanos. En este sentido, deben instrumentarse mecanismos normativos para el control planeado del crecimiento urbano, y herramientas legales, normativas y financieras que faciliten el desarrollo inmobiliario en  terrenos periurbanos de alto potencial. 

Idea·31

Financiar la adquisición de suelo urbano de interés social a través de la creación de un fondo federal para este fin administrado por la SEDATU. Éste debe condicionar la entrega de recursos financieros a estados y municipios al cumplimiento estricto y auditable de lineamientos de control sobre las formas urbanas.

Idea·32

Detectar zonas aptas para el reciclaje urbano en planes metropolitanos, bien conectadas, servidas y equipadas, y en ellas desarrollar una norma específica que permita potenciar y hacer más eficiente su desarrollo inmobiliario con proyectos de usos de suelo mixtos y vivienda orientada a distintos sectores socioeconómicos.

Idea·33

Promover procesos de densificación y reciclaje en zonas intraurbanas  de acuerdo a criterios DOTS. Esto se realiza a través de los mecanismos normativos y financieros con que cuenta la Federación (subsidios de vivienda, financiamiento a Desarrollos Urbanos Integrales Sustentables (DUIS), fondos metropolitanos, etc.), pudiendo condicionarse la entrega de recursos al cumplimiento de determinados estándares y al desarrollo de zonas y proyectos estratégicos. 

Idea·34

Densificar áreas alrededor de redes y estaciones de transporte público de acuerdo a criterios DOTS. Implica desarrollar instrumentos fiscales y normativos orientados a la conformación de grandes corredores urbanos de uso mixto que concentren flujos y actividades. En este sentido, los procesos de gestión del suelo urbano deben ligarse a la creación de estrategias para el mejoramiento de la movilidad en las zonas que acogerán los nuevos proyectos. 

Idea·35

Fomentar usos mixtos en nuevos proyectos inmobiliarios de acuerdo a criterios DOTS. Estos usos no sólo se refieren a la variedad de actividades presentes en una zona, sino también a la diversidad de ingresos que debe encontrarse en ella. Una política así permite reducir distancias y tiempos de viaje al interior de las ciudades.

Idea·36

Generar nuevas centralidades urbanas en zonas altamente pobladas pero carentes de fuentes de trabajo y equipamiento. Esto implica crear incentivos normativos y financieros que hagan atractivo el establecimiento de nuevos usos en áreas periféricas que hoy son exclusivamente residenciales. 

Idea·37

 
Establecer una política de activación del suelo intraurbano y así aprovechar servicios e infraestructura existentes. Esto implica definir sanciones a aquellos terrenos intraurbanos desocupados o subutilizados. Según sea el caso, puede establecerse la condonación o reducción de impuestos prediales para favorecer la inversión, o el incremento de la carga fiscal para desincentivar la especulación. En este sentido, el cálculo del impuesto predial no debe hacerse sobre el valor del terreno, sino sobre su potencial de construcción.

Idea·38

Implementar esquemas de captura de plusvalías, que son impuestos aplicados según el incremento de valor en el suelo y en la propiedad a raíz de inversiones públicas en el entorno urbano (infraestructura, mejoras en el transporte público, etc.), o cambios normativos que aumentan su rentabilidad. Este modelo de generación de valor se traduce en recursos económicos que pueden ser destinados a una bolsa para el financiamiento de infraestructura urbana y el desarrollo de proyectos de alto interés social. 

Idea·39

Fomentar esquemas de participación público-privada. Con base en la Ley de Asociaciones Público Privadas se propone fomentar esquemas que permitan el desarrollo de proyectos inmobiliarios y de desarrollo social estratégicos en terrenos de propiedad pública ubicados en zonas intraurbanas o periurbanas. Los proyectos deben de encontrarse plenamente justificados en el  beneficio social que se busca obtener, debiendo demostrar su ventaja financiera frente a otras formas de financiamiento.

Idea·40

Desarrollar un mercado de capitales para la inversión inmobiliaria, que facilite la compra de terrenos intraurbanos y la ejecución de obras de infraestructura en ellos.

Idea·41

Transparentar el mercado de suelo urbano. Esto considera la apertura de la base de datos del Registro Único de Vivienda (RUV), que incluye el Registro de Reserva Territorial. Esto facilita la gestión y aplicación de planes y programas territoriales, impidiendo a la vez malas prácticas que fomentan la especulación inmobiliaria.

Idea·42

Reconocer y aprovechar los atributos de la urbanización popular. Implica rescatar valores de los procesos de urbanización realizados de manera informal –como su flexibilidad y capacidad de adaptación a las reales necesidades de los habitantes-, pero que pueden ser considerados en una estrategia integral orientada a incrementar la oferta de suelo urbano y mejorar las  condiciones de vida de quienes viven en estos sectores. En este sentido, se sugiere incorporar procesos de planeación pública y participación de la iniciativa privada para el desarrollo de proyectos de construcción y mejoramiento de vivienda en áreas bien conectadas de origen informal.

Idea·43 

Impulsar esquema de pequeños desarrolladores inmobiliarios. Con ello se busca convertir en inversionistas a propietarios individuales de predios susceptibles de ser densificados, pudiéndose ofrecer en renta las propiedades generadas. Para ello es necesario activar mecanismos legales para impulsar, facilitar y a la vez regular la labor de estos micro-emprendedores inmobiliarios.

Idea·44


Generar descuentos o exenciones fiscales, registrales y notariales que faciliten y hagan menos costoso el cambio de domicilio, con la finalidad que la población pueda reubicarse con base en la cercanía a su empleo, lugar de estudio, redes sociales, etc.

Revitalizar el barrio

6. Revitalizar el barrio

Idea·79

Transitar de políticas de vivienda a políticas de barrio, lo que implica pensar los planes y programas habitacionales en íntima relación con el entorno en que se desarrollan. Para ello deben establecerse estándares mínimos no sólo para la vivienda, sino para el barrio que ésta conforma junto a otras,  el que a su vez debe estar plenamente integrado - física y socialmente- a un tejido urbano más amplio.

Idea·80

Priorizar en planes metropolitanos y fondos federales los barrios con mayores carencias. Más del 10% de las familias urbanas en México no cuentan con servicios básicos en sus viviendas, estando muchas veces localizadas en zonas inadecuadas para el habitar humano. Los barrios en que estas familias viven deben ser prioridad en una estrategia nacional orientada a terminar con la marginalidad urbana, lo que implica un agresivo plan de mejoramiento físico -que puede incluir la relocalización- y acompañamiento social.

Idea·81

Integrar políticas de mejoramiento de vivienda y barrio. Los programas orientados a la dotación o mejoramiento de espacios públicos y equipamientos deben considerar también problemas como la vivienda deshabitada o en estado de precariedad. La revitalización del barrio debe partir por la habilitación de su condición de lugar apto para la habitación.

Idea·82

Crear una Agencia Nacional de Mejoramiento Urbano que concentre, coordine y priorice esfuerzos programáticos y financieros a nivel federal para el mejoramiento del espacio físico y el entorno social de los barrios.

Idea·83

Definir visiones estratégicas para los barrios a través de la elaboración de planes metropolitanos y planes parciales dotados de una visión ordenadora de políticas públicas de impacto local. Estos planes deben ir más allá de la mera regulación del uso de suelo: tienen que definir una imagen futura deseada y establecer los instrumentos y mecanismos institucionales, financieros y normativos para plasmar estas visiones estratégicas de mediano y largo plazo.

Idea·84

Incorporar a la ciudadanía en la planeación y gestión de sus barrios a través de la implementación de procesos de planeación participativa en los que la comunidad cuente con real poder de decisión en la identificación de necesidades y posterior definición de visión, desarrollo, implementación y gestión de iniciativas de mejoramiento del entorno físico y social en que viven.

Idea·85

Incorporar en los órganos de participación comunitaria a quienes trabajan y estudian en los barrios, y hacerlos corresponsables en la planeación, desarrollo y gestión de programas de sociales y de infraestructura de impacto directo en el espacio barrial.

Idea·86

Condicionar el financiamiento federal a proyectos inmobiliarios vía créditos y subsidiosal cumplimiento de lineamientos y estándares urbanos mínimos, referidos a localización, conectividad, provisión de servicios, equipamiento, criterios básicos de diseño urbano, acceso a redes de transporte público, heterogeneidad funcional, etc.

Idea·87

Fomentar formas de participación público privada en los barrios. Implica desarrollar mecanismos para atraer la inversión privada a proyectos de escala barrial con capacidad de detonar la economía y generar empleos de carácter local. Bajo este esquema, el rol de las instituciones públicas es proveer los incentivos adecuados y establecer una adecuada regulación de las inversiones para que éstas se enmarquen dentro de lo señalado por los instrumentos de planeación territorial, y así tengan un impacto positivo a nivel económico, social y ambiental en los barrios que las albergan.

Idea·88

Dotar de centralidades a los barrios. Comprende la implementación de programas para la construcción de espacios con capacidad para congregar a la comunidad y crear un sentido de pertenencia con el lugar que se habita. Entre estos espacios se cuentan bibliotecas barriales, sedes comunitarias, plazas, parques, canchas, etc. La construcción de estos lugares se debe complementar con programas de acompañamiento social para la gestión comunitaria de los mismos. 

Idea·89

Reactivar los mercados públicos. Considerarlos como equipamientos clave de la ciudad que puedan ser receptores de fondos federales. Para ello deberán establecerse herramientas normativas a nivel local que los protejan de grandes usos comerciales que destruyen el tejido del barrio sin beneficiar mayormente la economía local.

Idea·90

Territorializar el ámbito de representación de los regidores, quienes hoy no responden ante comunidades específicas. Esto ayudaría a canalizar mejor las inquietudes y necesidades ciudadanas relacionadas con el entorno físico y social en que habitan.