Error
  • Copia fallida
Feb05

Reforma histórica para transformar el modelo urbano en México. Parte 2

Author // Luis Zamorano, Tannia Medina Categoria(s) // Reforma Urbana Sin comentarios

De la Ley General de Asentamientos Humanos a la Ley de Ciudades y Territorio

Reforma histórica para transformar el modelo urbano en México. Parte 2

Iniciativa Ley General de las Ciudades y el Territorio

Ante el actual patrón de insostenibilidad de las ciudades mexicanas y la urgente necesidad de reformar el marco jurídico, incluida la LGAH, la presente legislatura decide a través de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio retomar la iniciativa que había quedado congelada (2012) en un primer momento, revisarla y enriquecerla, mediante una mesa de trabajo donde se incorpora la SEDATU y se genera el documento que podemos desglosar en siete grandes puntos sobre lo más importante y significativo:

  1. Establece instrumentos de planeación de largo plazo consensuada entre los tres órdenes de gobierno, vinculando planes y presupuestos. Se trata de una Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial como un instrumento de largo alcance, por encima del Programa Nacional de Desarrollo Urbano. El documento de la iniciativa de Ley establece el proceso de creación de dicha estrategia: empieza con la convocatoria del ejecutivo federal a elaborar la estrategia, la propuesta se pone a consulta de todas las entidades federativas a través de los Consejos Estatales de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, una vez que las entidades federativas han vertido sus propuestas, sus observaciones y que se cuente con una propuesta consensuada, se somete a la aprobación del Congreso de la Unión y una vez que está formalmente aprobada se inicia un proceso de adecuación de todos los planes y programas locales para articularse dentro de esta estrategia.
  2. Plantea mecanismos y temas prioritarios en materia de planeación y gestión metropolitana. Establece instancias, procesos y temas prioritarios para la coordinación metropolitana, tales como: a) planeación y ordenamiento del territorio; b) infraestructura metropolitana: agua, vialidad, drenaje, etc.; c) movilidad urbana sustentable: transporte público; d) suelo y reservas territoriales; e) densificación, consolidación urbana y uso eficiente del espacio: elección del modelo de ciudad; f) calidad del aire y protección a la atmósfera; y g) mitigación y adaptación al cambio climático.
  3. Promueve ciudades más densas y compactas por medio de la consolidación y densificación de las zonas urbanas actuales: a) promueve la construcción de barrios integrales; b) prioriza la densificación y consolidación de la ciudad interior; c) fomenta la mezcla de usos de suelo y de tipologías de vivienda, es decir de tamaños y formas de vivienda; d) establece la obligación de conectarse al tejido urbano existente, no generar zonas a las que sólo puedan acceder un tipo de familia o de nivel socioeconómico, para evitar procesos de segregación espacial y el deterioro de la calidad y la convivencia urbana; y e) obstaculiza los desarrollos dispersos y lejanos.
  4. En las zonas de nueva urbanización busca desincentivar la expansión dispersa y distante, estableciendo medidas para orientar el crecimiento hacia su periferia inmediata y su conexión con el tejido urbano existente. Si bien prioriza el desarrollo intraurbano, no niega la expansión hacia las periferias, pero establece que el crecimiento debe de darse en zonas contiguas a la mancha urbana actual y que los nuevos conjuntos urbanos deben conectarse al tejido urbano existente de manera adecuada, conservando y respetando el patrón urbano e insertándose en él. Exige que en las zonas de expansión urbana se garantice una retícula vial por lo menos a cada km para que las zonas nuevas o de crecimiento de la ciudad cuenten con una red de vías primarias por las que luego pueda correr el transporte público.
  5. Fomenta la mezcla de usos de suelo compatibles y de tipologías de vivienda; este modelo requiere de menores traslados. Plantea la construcción de barrios integrales, donde no sólo se ofrezca una casa, además se garantice la cercanía y diversidad de opciones de abasto, entretenimiento, salud, empleo, etc. La ley es muy insistente y promotora de este tema, uno de los grandes avances.
  6. Plantea la importancia de los espacios públicos y establece criterios mínimos para su ubicación, características, planeación y gestión. En la LGAH vigente, no se encuentra ni una vez el término espacio público, se habla de equipamiento público, donde engloba los subsistemas de las instalaciones y espacios públicos. La iniciativa de Ley establece: a) criterios y principios rectores para el espacio público, así como la obligación de incluir a la comunidad en la planeación, diseño y gestión de los mismos; b) un vínculo estrecho entre la movilidad urbana sustentable, especialmente la no motorizada, y las condiciones de accesibilidad, seguridad y comodidad que debe de proveer el espacio público; c) la prohibición de que las áreas verdes o espacios abiertos de uso recreativo y deportivo puedan cambiar ese uso, es decir que los espacios públicos que sean cedidos o donados a los ayuntamientos por los desarrolladores de vivienda como espacios abiertos o recreativos, no pueden cambiar su uso; d) hace un llamado a los gobiernos locales para desarrollar políticas y acciones que impliquen la densificación de la ciudad, manteniendo una adecuada relación entre el número de habitantes y usuarios de una zona y la cantidad adecuada de espacios públicos necesarios.
  7. Prioriza la movilidad no motorizada y el transporte público de calidad por encima del uso del automóvil privado. Establece: a) integrar las políticas de uso de suelo y las políticas de movilidad; b) principios rectores de la movilidad urbana sustentable; c) incrementar la oferta de opciones y modos de transporte; d) integrar los modos de transporte; e) interrelación entre el lugar de la vivienda, el empleo y el resto de los satisfactores urbanos; y f) promueve la innovación tecnológica para analizar, almacenar y distribuir información que permita contar con nuevos sistemas, aplicaciones y servicios que contribuyan a una gestión eficiente de la movilidad.

De acuerdo con lo anterior, la propuesta LGAH brinda elementos fundamentales para impulsar una reforma urbana.  Será fundamental desarrollar algunos instrumentos para ayudar a mejorar la movilidad urbana sustentable como: a) establecimiento de cargas por congestiones, situaciones de restricción de circulación a determinadas horas; b) mejoramiento de la infraestructura peatonal y ciclista; c) medidas de pacificación de tránsito y sistemas integrados de transporte; y d) la necesidad de generar en la comunidad nuevos hábitos de movilidad urbana para dejar de promover ciudades orientadas hacia el auto particular y dar prioridad al transporte público.

Si bien la iniciativa menciona algunos instrumentos de gestión de suelo, como los polígonos de actuación o el reagrupamiento parcelario como opciones para el desarrollo urbano, no los hace obligatorios. Se requiere la generación de instrumentos, reglamentos y normas de forma obligatoria. Además de plantear sanciones ante momentos donde se deje de construir un proyecto que el plan y programa considera prioritario.

México está en el momento adecuado, dada la urgencia de dar pasos históricos en la planeación y desarrollo de nuestras ciudades. Si realmente queremos cambiar el rumbo de nuestras metrópolis hacia la sustentabilidad social, ambiental y financiera, será fundamental retomar, capitalizar y fortalecer los esfuerzos y avances. De igual manera trascender las buenas intenciones conceptuales con el alineamiento de los cambios normativos, institucionales, programáticos  y presupuestales.

About the Author

Luis Zamorano

Luis Zamorano

Luis es Urbanista por la Universidad Nacional Autónoma de México, con estudios de Maestría en Gestión Urbanística en la Universidad Politécnica de Cataluña. Entre 2002 y 2007 fungió como Coordinador de Proyectos en el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad de la UNAM. De 2007 a 2012 fue Director General de Equipamiento e Infraestructura Urbana de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal, en donde su principal responsabilidad consistió en dirigir el Programa de Rescate de Espacios Públicos, que en 6 años construyó o rehabilitó más de 4,500 parques, plazas y unidades deportivas en 350 municipios de todo el país. Actualmente es Director de Desarrollo Urbano y Accesibilidad del Centro de Transporte Sustentable de México.

Tannia Medina

Tannia Medina

Maestra en Planeación y Políticas Metropolitanas por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco y Licenciada en Ciencia Política, Unidad Iztapalapa. Especialista en Diseño Urbano y en el uso de métodos como los Sistemas de Información Geográfica, la Inteligencia Territorial, Human Center Design y diagnósticos participativos. Realizó una estancia en el Centro Internacional de la Universidad de Sevilla, dentro del programa de becas mixtas del Conacyt como parte del estudio sobre regeneración de antiguos barrios industriales en ciudades de México y España. Ha colaborado en proyectos de investigación en temas de política pública ambiental, diseño urbano, planeación participativa y movilidad sustentable. Ha participado como ponente en foros internacionales con el tema del uso de la bicicleta en los jóvenes y las transformaciones en las prácticas humanas cotidianas como consecuencia de los proyectos urbanos. Actualmente forma parte del equipo de investigación del área de Desarrollo de Capacidades y Redes en el CTS EMBARQ México.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.